Avisar de contenido inadecuado

ENGAÑANDO AL AMAZONAS (5)

{
}

  Viene de Engañando al Amazonas (4)

iemanja
 
 

 

5 - L a diosa Yemanjá
 
 

 

Vuelve  a Manaus... da vueltas y más vueltas a sus pensamientos en el avión... se ensalza con el mismo en discusiones internas, una voz le sigue a todas partes y no para de hablarle, unas veces bien y otras mal, la inseguridad le mata.

Se encuentran de nuevo, por un momento le parece una desconocida y no sabe que hace allí, la imagen ... es ella, pero no es ella, es una sensación muy extraña.

Gata se le tira al cuello, le abraza  dándole un sin fin de besos, una máquina que no para quieta...  ¿cómo tantos besos, ahora?, y todos esos días que no supo de ella.  Esos besos le van calentando el corazón, reconoce que fue eso  lo que lo volvió loco, sus besos. 

Pasean hasta su casa, con una mano en su cintura y en la otra la maleta de ruedas; se ha puesto esa falda que le gustaba tanto,  y esa blusita que él le compró dos días antes de marcharse, ella se lo ha recordado. Gata habla y habla sin cesar, Sadurní escucha, pero no entiende todo, ni se fija por donde han pasado, esas callejuelas interminables. Llegan al apartamento, es muy pequeño, está limpio y muy ordenado dentro de lo que cabe, parece que se esmeró en que quedase bien a su llegada,  tiene  todos los zapatos de tacón  dispuestos en orden colocados a la entrada, una costumbre que siempre le chocó, en el barco también los tenía así dispuestos, como para salir corriendo.  

Él le explica que lo ha pasado realmente mal...,  ella escucha poco, y pone una excusa en cada frase de él, pero no se le va esa sonrisa de la boca... ¡qué labios tiene, Dios mio!  se le va olvidando lo pasado, esta empezando a saborear ese olor que recuerda, a veces sin ella le venían unas ráfagas sin saber como. Empieza a vivir en ese presente en que la gravedad parece que los va acercando en ese sofá destartalado, va perdiendo la noción del tiempo y el espacio conforme bailan a ritmo de sexo,  no pasa mucho tiempo hasta que vuelve a la realidad, un polvete,  él no dá para mucho más, y lo sabe. Mira el sofá de nuevo y piensa si otros mejores que él han pasado por allí ...  seguro que sí,  los brasileños tienen fama de bravos... pero él tiene otras cosas, con él estará segura, él es un tipo del que no mira a otros lados cuando quiere a una mujer, ella lo sabe, además le está demostrando que es así con su vuelta al otro lado de la luna.

Le explica de nuevo que pasó... está vez la hace parar cuando no la entiende... dice que estuvo muy enferma a punto de morir... que la operaron de apendicitis, o algo así... y que algo fue mal, se desangraba...  no entiende del todo... ¿"no fertil"?... y que después que hizo un largo viaje hasta mar a pedir a la diosa Yemanjá,  que le devolviera la fertilidad, le explica los ritos que se hacen, las ofrendas de flores con lazos azules, frutas y oraciones... porque quería volver a tener hijos con él, ¿hijos?. Toda esta historia le viene muy grande a Sadurní, sigue sin entender porque tanto tiempo sin poder tener contacto con ella y ahora le habla hasta de los hijos que quiere tener.

Le explica que quiere pasarse un buen tiempo allí, para tener tiempo de conocerse de verdad, él no es como Palomes, no es rico, quiere que lo vea como él mismo, no como una ilusión en un barco lujoso surcando el Amazonas.  Sadurní le intenta explicar que no tiene una mala posición económica, ni mucho menos, pero tendrán que trabajar los dos, ella le tendrá que ayudar con las tierras, si realmente estuvieran juntos... Gata dice que se irá en cuanto arregle los papeles, por la enfermedad no ha podido y que se lo había gastado todo en el viaje al mar, para que esa Diosa le diera lo que pedía, seguro que estaba curada... pues la ofrenda no fue rechazada por las olas no volvió a la orilla.

La vida en pareja, no es tan fantástica, la convivencia es complicada pero esa mala leche lo llevará por buen camino, está demasiado  acostumbrado a los mimos de su madre y a no hacer nada en casa, ya es hora de hacer vida en pareja y apechugar, es hora de crecer, de madurar.

Nane viene al apartamento muy a menudo, se hicieron amigas durante la separación con Badalona, y ahora son uña y carne. 

 El niño de Gata, Yan Vito, no irá de momento a España, lo tiene la madre de Gata y ésta se puede decir que es quien lo ha criado, sería nefasto quitárselo ahora... además quiere vivir en pareja con él,  sin nada que los separe, ni él,  ni ella, estan acostumbrados a los niños. 

Cuando está ya en casa de nuevo,  le habla de Nane por teléfono,  quieren venir juntas, se quedaría en su casa con ellos hasta que encontrara un trabajo, unas semanas, sólo hasta que encontrara algo para poder subsistir... Al principio Sadurní accede, pero ... más tarde le dice que no, dos mujeres en casa y sabiendo el temperamento de las dos, ¡eso es una locura!, en dos días estarían como el perro y el gato, le dice que no le parece una buena idea, si han de empezar a vivir juntos... que sean ellos dos, no tres, no habría intimidad,  no se sentirían a gusto, y ella le jura y rejura que vendrá sola.

El aeropuerto más cercano  para  él es el de Barcelona, pero le da miedo que se pierda en Barajas haciendo escala, mejor en el aeropuerto de Madrid,  él mismo la irá a buscar allí ... Ya ha aterrizado el avión... pero pasa una hora, dos horas... la busca, pregunta en todas partes... de pronto se da de bruces con  Nane, sus ojos no saben que ven... ¿Nane,... en Madrid? ¿cómo? ... ¿dónde está la Gata de Manaus?

Continuará... 


{
}
{
}

Comentarios ENGAÑANDO AL AMAZONAS (5)

Hay una parte del relato, en la que se respira el deseo...



"Dios mío que labios tiene" es cierto cuando tienes frente a ti unos labios, ojos, mirada...que te envuelve, no piensas en otra cosa.



En Madrid...que cerca están de mí.



Bss.
anna anna 16/03/2008 a las 08:58
fortuna de que la ofrenda no regreso a la orilla y tambien concuerdo con la frase  de "que labios tiene, dios mio!"
saludos wendy 
lavainilla Ro 20/03/2008 a las 18:13
Pues Anna y Lavainilla, hummmmmmm que labios tienes Dios Mío!!!, jajajaja, es cierto.... hay labios que no se olvidan...
Duhamel,  muchas gracias por tu visita, que es muy bienvenida.
Andamos estos días algo perturbadas con los labios jaja.



Un beso.
anna anna 21/03/2008 a las 12:45
Bien cierto!!, puede que sea la primavera (en nuestro pais) que la sangre altera, o puede que sea por otros motivos , jajaja.
pienso igual que tu wendy...totalmente de acuerdo en relacion a lo que me hablaste sobre la infidelidad
lavainilla Ro 21/03/2008 a las 22:13
Sigo tras de tí...

Sadurní... cráter eclosionando.  Buen encuadre, insisto. 

Y sigo expectante...


                                                                Saludos.

Deja tu comentario ENGAÑANDO AL AMAZONAS (5)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.