Avisar de contenido inadecuado

Relatos en El blog de EstrellaWendy

1/12/2007

Tan delicada como el vuelo de una mariposa

Mientras se ponía sus medias de seda, y  ya puestas, se volvía a pasar  sus manos por ellas, le resultaba gustoso  ese tacto, distraida  iba pensando en él,  ¿se atreviría  a decirle algo esta vez?.

Ella sólo soñaba despierta con tropezarse, o... con una simple mirada, y en sus más intensos deseos que él  respondiera con otra suya.

Estaba segura que estaba hecho a su medida,...

21/11/2007

El cartel del ascensor (capitulo 12)

Capitulo 11

 

Esta vez era la definitiva, ya no la volvería a ver viva,  se empeñó en salir del hospital, no quería morir allí, insistió que se iba a nuestra casa, casi no llega a la habitación, fueron minutos por lo que explicaban.

Le habían colocado un traje horrendo, tan tosco,  tan exclusivo, con la marca muerte, supongo que para no tener ninguna duda.

No me...

9/11/2007

Bailando Sola

María cogió las maletas, puso ropa para un ejército entero y se fue..

Pensaba visitar sitios donde conocía gente, pero no sabía donde acabaría, era el momento ideal para hacer una locura, no necesitaba  esta vez ni acompañantes, ni destinos programados, ya pensaría el donde durante la marcha.

Por el camino pensó en ir a ver a un gran amigo suyo, Aurelio en aquel pueblo tan parecido...

30/10/2007

EL CARTEL DEL ASCENSOR (Capitulo 11)

Entonces ... -interrumpió mi abuela, otra vez cambiándome, sino de escenario de tiempo: Acompañada por la Guardia Civil fui a reconocer a aquel otro hombre, para ver si ese cadáver era el supuesto Miguel, me impresionó muchísimo, pero ... no era, por un momento me alegré.

Le tenía que echar la culpa a alguien de mi dolor y de mi rabia... aquel hombre ... no tenía ni la más...

23/10/2007

El cartel del ascensor (Capítulo 10)

Sabes que faltan solo unos días para ver a Miguel, ¡hace tanto que no lo veo! -interrumpió ella- esta vez aprovechará la compañía del viaje de nuestros sobrinos para venir a verme, y conoceros, dice que está seguro que no tendrá otra oportunidad, está muy viejo pero que aún puede viajar,  que se quedará conmigo este año hasta que ellos vuelvan,   allí dice que no lo necesitan para nada,...

13/10/2007

El cartel del ascensor (capítulo 9)

Estaba realmente bien, se levantaba por la mañana nos hacía las camas, no  dejaba  a   nadie   acercarse  a   cocinar, todo como antes, otra vez dispuesta a ir de un lado para otro sin parar ni un momento, tenía la vitalidad de una de quince,  en unos días había olvidado su eterna enfermedad.

Dispuesta otra vez a hacer ganchillo, se ponía sus gafas de cerca, realmente que ojos parecía...

8/10/2007

El cartel del ascensor (capítulo 8)

Volví con ella al día siguiente después de hacer los deberes, los hice tan deprisa como pude, se había quedado en la parte de Miguel, el misterioso, ¿quién era? ¿cuándo se encontró con el, otra vez? ¿quién mató al abuelo, o que le pasó para morir?, había inventado mil situaciones posibles desde el día anterior. Incluso le pregunté a mi madre, y me dijo que no hiciera caso, que...

6/10/2007

Se retorcía bajo sus oscuros pensamientos

En su casa lo creyeron, nunca antes se había comportado así, con sus ojitos azules y su carita de ángel, había sido el niño más dulce que pudiera esperar una madre. Sí, ahora salía mucho, como todos los de su edad, llegaba muy puesto, pero nadie lo veía, el tampoco. Empezó como toda carne de cañón, por fumar petas, después pasó a más alto nivel, y no solo económico. Un día...

5/10/2007

El cartel del ascensor (capítulo 7)

Se quitó la máscarilla de la boca, y me dijo - mi niña bonita, ¿pero,  que haces aquí?.

Le miré y le dije - esperando que despertases y que me cuentes más cosas, pensando en la historia del abuelo, cuando murió, me dijiste que otro día me explicarías el final.

  -¡Mi niña bonita!, tienes que jugar con tus amigas, vete al parque, aquí sentada todo el día ..., tu no te preocupes que...

5/10/2007

El cartel del ascensor (capítulo 6)

En el suelo había tres trozos pequeños de papel; en un momento vió que más bien pertenecian a  una carta hecha añicos.

En esa habitación había poca luz, encendió el candil y comenzo a mirar con detalle los tres trozos, solo había alguna palabra entera, revisó todo el suelo no había nada más, se dió cuenta que entre el espejo de la cómoda y la madera que lo aguantaba, sobresalia...